Consejos de cara al parto

Después de mi parto inducido, y sobre todo, después de recordarlo y escribirlo, hay una serie de consejos que le daría a las futuras mamás, sobre todo a las primerizas. Yo no soy nadie para dar consejos y mucho menos tengo la verdad absoluta en nada, pero si volviera a tener un hijo, algo bastante improbable, desde luego cambiarían muchas cosas respecto al primer parto:

Respeto por parte de la familia en tus decisiones. En el hospital donde di a luz, la dilatación es en la habitación donde todo e mundo puede tener acceso. No hay sala de dilatación como tal con acceso restringido. Al estar en un entorno “susceptible de visitar”, la familia, a no ser que lo cortes de raiz, puede presentarse allí mismo en cualquier momento. Por lo que si quieres estar sola con tu pareja, pide que te respeten. Hubo un momento en el que tenía a mis padres, mis suegros y mi chico, alrededor de mi cama viendo cómo tenía contracciones, todos sin hablar. Imaginaos el panorama. Intenté evitar ese momento, pero no me respetaron. Es algo que iría hablando desde unos meses antes con la familia para que se vayan haciendo a la idea y llegado el momento, respeten tu decisión.

– Ir a ver el hospital. Es algo que me vino muy bien, me enseñaron las habitaciones, acceso a paritorios, el recorrido que haría una vez dilatada hasta el paritorio… Está muy bien porque así, llegado el día, el terreno no es tan desconocido. Yo lo hice 10 días antes del parto.

Hacer un plan de parto. Yo no hice plan de parto ya que al ser programado por la heparina y el adiro, iba a estar controlado por los médicos desde el minuto 1 y no pude tener poder de decisión.  Pero como cuenta “Mamá Pingüino” en su post, “Mi plan de parto y nacimiento” ella si hizo lo hizo. No quiere decir que todo se pueda cumplir porque un parto nunca se sabe cómo va a salir, pero lo que si es importante, es que te vayan informando de todo lo que van haciendo y sobre todo que respeten tus decisiones. Es tu parto y tienes derecho a decidir sobre él, siempre que no haya complicaciones.

Respeto y comunicación por parte del equipo médico. Esto es parte del plan de parto. A mi me hicieron la Maniobra de Kristeller, prohibidísima por la OMS. Vale que creyeran que era imprescindible hacerla, pero me la hicieron sin avisar y encima con bronca incluida por no empujar y respirar bien en ese momento. No me decían por qué me la hacían, solo que el niño no salía, pero apenas llevaba 5 minutos empujando. Cuando nació el peque y se lo llevaron, por más que nos preguntábamos qué pasaba, nadie nos decía nada. Imaginaos la angustia. Fueron 10 minutos eternos en los que yo intentaba estar tranquila por mi pareja pero fueron momentos muy malos.

– Visitas en el hospital. Cuantas menos haya en el hospital mejor. Al día siguiente del parto le dije a varias amigas a las que previamente les había dicho que si vinieran, que prefería que no. Lo van a entender, y si no lo hacen, pues peor para ellos. Es tu decisión. Yo necesitaba tranquilidad para empezar con la lactancia. Me parecía un momento íntimo y lo último que necesitaba era gente alrededor mirando si el niño “engancha” o no y mucho menos, opiniones. Para eso están las enfermeras.

Como veis, todo se basa en el respeto, respeto y más respeto.

Yo era de las que iba al hospital al día siguiente, siempre preguntando a la madre, pero nunca más. Ya habrá tiempo de ver al bebé.

Es un momento único en vida de una mujer. Va a traer a una persona al mundo con todo lo que ello conlleva para cuerpo y mente. La futura madre, sea el primero o el quinto tiene que estar tranquila y escuchando su cuerpo.

Ahora me pregunto, si mi parto hubiera sido mejor, si daría estos consejos pero yo creo que si.

Y vosotras, ¿cómo lo vivisteis o como tenéis pensado vivirlo? ¿algún otro consejo para las futuras mamás?

Un comentario en “Consejos de cara al parto”

  1. Creo que son muy buenos consejos. Sin duda yo me uno a ellos. Mi parto fue bastante bueno y al ser todo en un paritorio pues ya de antemano no dejaban entrar nada más que a una persona en todo el proceso (se podían turnar, eso sí). No me imagino estar con contracciones y tener a 10 personas mirándome. Yo recibí visitas solo el sábado por la tarde un rato. Mis amigos me preguntaron y les dije que si. Pues cuando estaban allí estuve súper incomoda. Por alguna razón solo tenía ganas de llorar y proteger a mi bebe. En casa mejor! Porque como dices, hay tiempo. En cuanto al plan de parto es muy importante. Creo que tendrías que haberlo hecho aunque tú parto fuese así, porque hay cosas que podrían haber tenido en cuenta. De todas formas, se haga o no, como tú comentas si es fundamental la comunicación con el equipo médico. Eso de que se lleven al niño y no te digan nada… Muy mal! Muchas gracias por mencionarme en tu post. Me ha hecho mucha ilusion! Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *