Tipos de silla para llevar a los peques en bicicleta

Para empezar, os comentaré que mi chico y yo tenemos una tienda de bicis pequeñita en Madrid, por lo que siempre, incluso antes de ser padres, teníamos claro que llevaríamos al peque en una sillita en la bici para poder salir a pasear los tres.

Al principio de abrir la tienda, teníamos también alquiler de bicis y dábamos la opción de alquilarla con silla para niño. Era todo un éxito. A los peques les encantaba la experiencia y nos comentaban los padres cuando volvían a devolver las bicis que los peques se habían quedado dormidos. Eso es que iban bien a gustito.

Nuestra idea era empezar a partir de los 9 meses ya que es la edad mínima a la que se recomienda empezar pero por mi problema en el coxis, lo hemos tenido que ir dejando. No se recomienda el uso antes de los 9 meses por el cuello. Aunque se mantenga ya bien sentado, no es lo mismo estar sentado en la trona que en una bicicleta donde podemos encontrar baches por el camino.

Como parece que ya voy mejor, nos animamos a comprar la sillita e instalarla en nuestras bicicletas. La sillita que nosotros alquilábamos en la tienda era trasera, el peque va detrás del sillín pero mi pareja prefirió comprar la delantera (va entre en manillar y él) ya que así podía ver en todo momento al peque, hablar con él y ver si va bien o no.

Los tipos de silla que hay son delanteras y traseras y cada una tiene sus ventajas y sus inconvenientes:

SILLAS TRASERAS

Hay de 2 tipos: al cuadro o al portabultos.

Las sillitas traseras tienen una ventaja respecto a la delantera, nos duran más tiempo. Estas sillas tienen un rango de uso desde los 9kg (aunque yo prefiero recomendar desde los 9 meses) hasta los 22kg, que de media suelen ser unos 6 años. A mi particularmente me gusta más la silla al cuadro ya que va como “flotando”, por lo que amortigua mejor los baches y el “meneillo” para arriba y para abajo suele dejar a los peques muy relajados. Por el contrario, la silla al portabultos (suele ser compatible con cualquier portabultos, aunque es conveniente mirarlo antes), no tiene esa amortiguación y en caso de bache, la sillita y el niño notan más el impacto. Pero no os preocupéis, son totalmente seguras, no van a dañar la espalda del peque ni nada pero en mi opinión no son tan cómodas como la otras.

Otra ventaja de las sillas al cuadro es que generalmente puedes comprar un soporte aparte, por si tenéis dos bicicletas en casa y poner un soporte en cada bici para simplemente cambiar la silla según se necesite. Y en caso de que no vayas a llevar al peque en ese momento, puedes quitar la silla simplemente apretando un botón.

Estas sillas además pueden llevar un sistema de reclinado, para que en caso de que los peques se queden dormidos, puedan ir más cómodos.

En el caso de las sillas al portabultos, necesitan más instalación y no son tan rápidas de poner y quitar, por lo que por ejemplo, en nuestro caso no era una opción ya que nuestro ascensor es muy pequeño y hay que desmontar la silla para que entre la bici.

SILLAS DELANTERAS

También las hay de 2 tipos: al cuadro o a la dirección.

Al igual que las sillas traseras, están recomendadas desde los 9kg (yo sigo insistiendo que mejor esperar a los 9 meses ya que hay peques con 6 meses que ya pesan 9kg) hasta los 15kg, por lo que si optamos por esta opción, la silla nos durará menos, aunque siendo sincera, con 15kg ya será mayor para llevar su propia bici.

Nosotros la silla que tenemos es la delantera al cuadro y la verdad es que estamos bastante contentos con ella. Me gusta sentir que voy “abrazando” al niño y además, tiene un mejor campo de visión, ya que en la trasera va pegado a nuestra espalda y no ve tanto, pero esto es una opinión personal. La mayoría de padres usa la trasera por lo que es muy buena opción. Lo importante es disfrutar con los peques y la bici.

Una desventaja de la silla delantera respecto de la silla trasera es que, dependiendo del manillar que lleves, te deja poco movimiento. Enseguida choca la silla con el manillar pero no es algo que moleste. Deja el espacio suficiente para hacer giros normales. No impide en ningún caso montar con normalidad. También, tienen una menor protección en caso de caída ya que la silla es más pequeña que la trasera.

Otra opción para llevar a los peques son los remolques, pero a mi particularmente para una ciudad como Madrid no me gustan tanto. No me parecen muy seguros, pero es una opción también muy buena, sobre todo si quieres llevar a dos peques a la vez. Soportan un peso de hasta 25kg.

NORMATIVA DE TRANSPORTE DE MENORES EN BICI

  • El niño está obligado a llevar casco: Los cascos de niños suelen llevar un regulador de tamaño para que le dure mucho tiempo. Siempre hay que probar el casco y ajustarlo bien para que en caso de caída e impacto, no se le salga y cumpla su cometido. Y el casco tiene que estar homologado.
  • Un niño por bici: Aunque la bici esté preparada para poder llevar dos sillas, la normativa sólo permite llevar a un niño por bici.
  • Las sillas tienen que estar homologadas: Para este tipo de sillas se usa la norma de Asientos de niños para bicicletas EN14344.

Os dejo este gráfico de Ocu.org con los consejos de seguridad en las sillas para la bici:

Y como la normativa de circulación es algo más extenso, os dejo también un link con las preguntas y respuestas sobre la Ordenanza de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid para que vayáis seguros sobre vuestras bicicletas. Podéis consultar también la normativa de circulación de vuestros ayuntamientos.

Espero que si estabais pensando en comprar una silla para la bici os haya ayudado.

22 opiniones en “Tipos de silla para llevar a los peques en bicicleta”

  1. Siempre me ha gustado ver a familias con estos dispositivos auqnue siempre me quedaba la duda sobre la seguridad de esas bicis, si un cilista ya es vulnerable llevar a un peque me daba angustia pero mola saber qué opciones hay

    1. A mi también me daba respeto pero una vez que empecé no me parece tanto peligro, también tengo que decir que intento ir por calles más tranquilas. Ya no me meto por avenidas grandes, quizá más adelante. De momento salimos por el barrio a dar una vuelta. Gracias por tus palabras

  2. Nosotros hemos llevado al caracol en la trasera al portabultos, aunque ya nos queda poco tiempo para seguir haciéndolo… se nos hace mayor! Es muy divertido dar paseos todos juntos!

  3. Wow!!! No sabía que había tanta variedad!!! Nosotros compramos una cuando el Melocotón era pequeño para la bici del frutipapá y es la que luego hemos usado para Manzanita, a ver si ya este verano nos deshacemos de ella y va ella ya con la suya, que es un poco vagoneta y prefiere ir en la sillita en la bici de papá

  4. a mi siempre me dan como miedo las sillas traseras. Siempre pienso que ante cualquier cosa, si se cae el niño o pasa algo, no lo ves y no lo puedes proteger con tu cuerpo. Me gustan más las delanteras. Además asi si uno lleva mochila o algo el niño no anda con algo en la cara.

    1. Totalmente de acuerdo, a mi me da la sensación de mayor protección pero las traseras son muy seguras también. Y con lo de la mochila también tienes razón. Al final siempre vamos cargados y molesta menos en la silla delantera

  5. Un post muy interesante, no sabía que hubiera tantas cosas en las que fijarse! Tampoco sabía que los niños que son transportados en bici tenían que llevar casco también. Me ha servido para aprender unas cuantas cosas.

  6. Guao un post muy completo! Nosotros hemos probado los dos tipos de sillas traseras y bien las dos sin problema. Las delanteras ahora ya no es el momento pero estuve a punto de comprar una.

  7. Me ha gustado el post por lo realista que es. Es decir, los pros y contras. Nosotros no somos muy de ir en bici y reconozco que cuando veo bicis con peques en ella me asustan. Pero más porque el padre en ese caso sea un poco inconsciente que los hay. Hace poco vimos en plena Barcelona paseando a una familia de 5 personas. Dos peques en sus bicis, los dos adultos y el peque con la madre en su bicicleta. Mi asombro fue que ninguno de ellos llevaba casco.

    Saludos

    1. El casco siempre. Es obligatorio para menores de 16 años. Yo reconozco que no me atrevo a ir por avenidas grandes. Suelo ir por lugares tranquilos. La idea es salir a pasear tranquilamente y disfrutar, pero siempre con el casco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *