Mi regla y la copa menstrual después del parto

Hoy os quiero contar como ha cambiado mi forma de vivir el periodo tras el parto.

Antes de quedarme embarazada mis reglas eran horribles. Me dolían muchísimo hasta el punto de no poder ir al colegio cuando era más pequeña. El dolor era tal que un día me levanté con unos dolores horribles y me desmayé. Por aquella época tomaba Saldeva. ¿La recordáis? Creo que es uno de los mayores timos de la historia jaja. Yo tomaba la Forte y hasta 2 pastillas a la vez y no se iba el dolor ni un poquito.

Años más tarde, en el trabajo, una compañera me vio con la cara descompuesta. Al decirle que tenía la regla me dijo que si no tomaba ibuprofeno. Le dije que no, que ni lo conocía. Bajé a la farmacia y desde entonces se convirtió en mi mejor amigo. Sé que no es bueno para el estómago pero era lo único que me quitaba ese dolor insoportable y realmente lo necesitaba porque faltar un día al cole vale, pero faltar al trabajo por tener el periodo como que no está bien visto.

Al quedarme embaraza sabía que no iba a echar nada de menos la regla y así fue. Una amiga me dijo que ella tuvo algunas molestias como de regla todo el embarazo, que no me hiciera ilusiones, pero por suerte no tuve ninguna.

Cuando nació Eloy, como ya os conté en el post Cuando “no te gusta” dar el pecho, no le di pecho más que 15 días por lo que a los 2 meses me bajó de nuevo el periodo pero para mi sorpresa no me dolió nada. Pensé que al ser el primero sería así pero que luego volvería a doler como siempre pero fueron pasando los meses y seguía sin doler. Después de tantos años no me lo podía creer. Encima no era mucho más abundante que antes. Era maravilloso.

En esos momentos todavía usaba salvaslips los días previos y posteriores, compresas por las noches y tampones durante el día. En verano fuimos a la piscina con unos amigos y una amiga me contó que usaba la copa menstrual. Ya había oído hablar de ella pero nunca me había atrevido a usarla. Había leído mucho sobre ellas pero había algo que me echaba para atrás, pero que me lo contasen en primera persona me hizo cambiar de idea. En la siguiente regla fui a la farmacia y me la compré.

Madre mía, qué inventazo. Desde el primer momento me encantó la sensación de no sentir nada. No quiere decir que los tampax los sintiera, pero mis reglas son abundantes, tanto que el primer día me tenía que cambiar los tampax super (los naranjas), cada 2-3 horas, lo que era muy molesto, pero con la copa eso se acabó. Reconozco que aún hoy, después de 9 meses usándola, de vez en cuando me la pongo mal, pero me la quito y la vuelto a poner y sin problema. Puedo decir que es una de mis mejores compras en mucho tiempo.

Para mi su uso son todo ventajas, pero os voy a destacar las que considero más importantes:

  • Ahorro económico al no tener que estar comprando cada mes tampones, compresas o salvaslips.
  • Al no absorber el periodo sino recogerlo, se puede poner con los primeros manchados sin riesgo.
  • Es muy cómodo ya que dura mucho más que los tampones. Se puede usar hasta 12 horas seguidas por lo que, salvo el primer día, me la pongo por la mañana y hasta por la tarde-noche no me la cambio y no hay peligro de Síndrome de Shock Tóxico (SST) como con los tampones.
  • Me la puedo poner sin problema por la noche para dormir.
  • Me evito llevar recambios de tampones en el bolso por lo que gano en espacio.
  • No la noto absolutamente nada, al contrario que los tampones, que ya cuando se iban “llenando” empezaba a ser incómodo o a veces se salían un poco.
  • Es muy beneficioso para el medio ambiente ya que no se generan tantos residuos.

Por decir alguna desventaja, es que si sólo tienes una como yo, si calculas mal el tiempo o si esa regla viene mucho más abundante y te pilla en un bar, el tema de limpiarla es un poco complicado o engorroso, aunque de momento es algo que no me ha ocurrido.

Antes cada regla era un suplicio. Cada vez que me venía la temía, pero ahora, salvo por el Síndrome Pre Menstrual (SPM) que sigue estando ahí, ni me entero que la tengo. Mi vida ha cambiado para mejor y la copa ya ha sido el remate perfecto.

Supongo que muchas estáis en mi situación del verano pasado en la que no me atrevía a probarla, pero ahora de lo único que me arrepiento es de no haberla empezado a usar antes.

Si te vas a animar y tienes dudas de cuál elegir según tus necesidades, de cuál te puede funcionar mejor, visita esta página https://mamifutura.com/comprame-copa-menstrual/ y ella te asesorará muy bien. También la puedes encontrar en este grupo de Facebook La Copa Menstrual con Mamifutura

Y tú, ¿usas copa menstrual o estás pensando en usarla? ¿Te cambió la regla después del parto? Cuéntame, me encantará leer tu experiencia.

16 opiniones en “Mi regla y la copa menstrual después del parto”

  1. Yo también he sufrido reglas dolorosas. Yo decía que la saldeva forte eran caramelos, porque no me hacían NADA. Por suerte mi amigo el ibuprofeno me salvaba de los dolores y de lo peor, migrañas hormonales.
    Después del parto la muy… maja… me volvió justo el día que cumplí la cuarentena,a pesar de dar el pecho. Ni la matrona me creía.
    Ahora me han vuelto más abundantes al principio pero sin dolor, milagro! Salvo algún dolor de cabeza puntual no siento ya nada.
    El tema de la Copa me lo recomendó hasta mi fisio de suelo pélvico pero me da cosa porque estoy todo el día fuera de casa y limpiarla en el baño del trabajo no lo acabo de ver… A ver si me animo y le doy una oportunidad finalmente.

    1. Quizá el primer día si tengas que controlarlo más pero a partir del segundo día te puede aguantar hasta 12 horas y casi seguro que no necesitas cambiarla. Yo estoy muy contenta la verdad… Y lo del dolor es lo mejor!!! A mi me ha cambiado la vida. Sufrí migrañas postmenstruales pero no sé qué me mandó el neurólogo y nunca más la verdad. Esto fue hace muchos años, pero poder estar “bien” sin dolor es que ni me lo creo.

      Ya nos contarás si le das una oportunidad a la copa 🙂

  2. Yo también tenía reglas dolorosísimas (desmayos, vómitos… una fiesta) y ahora después del parto aunque han mejorado, los dolores no se han ido del todo. Así que me das mucha envidia UxD
    La copa menstrual es una maravilla, yo hace años que la uso y de verdad que me cambió la vida. La recomiendo siempre.

  3. Parece que me estás describiendo a mí con mis reglas, claro que cuando tuve a la mayor se relajaron un poco, pero me seguían doliendo como para tomar ibuprofeno…La saldeva como dices, un timo total, menuda mierda hablando en plata…Y la copa menstrual tengo muchas ganas de probarla, pero es que llevo los 22 meses de la vida de mi hijo sin regla, hasta el punto que la echo de menos incluso, me ayudaría a deshincharme un poco que me bajara…A ver si le da un día por presentarse, porque mi hija hasta que no me vea a mí con la copa menstrual no se atreve a probarla…

    1. Jo, pues a ver si baja pronto. Madre mía, 22 meses más el embarazo, ufff… Yo no la echaría de menos pero si que es cierto que es mejor tenerla para que nuestro cuerpo vuelva a ser el de antes. Es increíble cómo cambia un cuerpo tras el parto. En cuanto a la copa, a ver si la puedes probar porque es un inventazo jeje

  4. Es un inventazo sin duda, aunque aún no me atrevo. A ver si en unos meses. Lo de la LME es un poco timo. Yo sigo con pecho y me bajó la regla a los 5 meses, con exclusiva! Porqué??? Y sí, recuerdo la famosa Saldeva. Me pasaba como a ti. Tomaba la forte y qué poca ayuda. Tb pasé al ibuprofeno.

  5. Yo soy de ibuprofeno totalmente. Pero me has recordado que también fui de probar la saldeva, jajajaja. Me alegro muchísimo de que te ayudara tanto la copa, es el inventazo del siglo.

    ¡¡¡¡Y gracias infinitas por la mención!!!! De verdad, a veces lo más importante es un buen asesoramiento en esto porque en las farmacias nunca saben decirte y si hay algo por lo que la “normal” no te vale… Ya es un fiasco, y simplemente necesitas otra copa.

  6. Yo he estado casi 11 meses sin la regla, y me estoy planteando lo de usar la copa. De hecho ya me lo estaba planteando antes del embarazo. Las vacaciones de verano pueden ser un buen momento para probar… A ver si me atrevo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *