Carta al mayor logro de mi vida

Si pequeñajo, está carta es para ti. Tú eres mi mayor logro en la vida. Tan bonito, tan perfecto. Costó tenerte. Fueron muchos años y mucho sufrimiento pero en todo ese tiempo ni papá ni yo perdimos la esperanza de tenerte con nosotros.

Estoy convencida que tardaste en llegar porque sólo podías ser tú. Se tenían que juntar ese óvulo y ese espermatozoide para crearte a ti. Eres único mi niño bonito.

Ya han pasado 17 meses y 11 días desde que te vi por primera vez. Reconozco que mi instinto maternal tardó unos días en llegar pero el amor a primera vista hizo que me enamorase de ti nada más verte. Eras el bebé más bonito que había visto en mi vida. No podía dejar de mirarte. ¿Cómo una personita tan pequeña podía ser tan bonita y perfecta? Desde el principio nos tuviste loquitos de amor a papá y a mi.

El momento de llegar a casa por fin los tres, puedo asegurar que fue el más emocionante de nuestras vidas. No podíamos dejar de llorar. Por fin nuestro sueño se había hecho realidad y ese sueño eres tú.

Hoy, más de 17 meses después, cada vez que te miro me pregunto si de verdad yo te he creado. Si de verdad tú has estado 9 meses dentro de mi. Sigo sin creerme que yo haya podido hacer algo tan bonito. Te quiero tanto!!!

También quiero pedirte perdón por no estar siempre al 100%, por pagarla contigo cuando tú eres quien menos culpa tiene. Siento si alguna vez te he gritado, de verdad que no era mi intención y me siento fatal por ello y lloro a escondidas porque no te mereces esos gritos ni esos enfados. Eres mi bebé precioso y no cambiaría nada de ti. Cambiarme a mi ya es difícil pero de verdad que lucho cada día por hacerlo y por ser mejor madre y espero de verdad hacerte feliz y que siempre estés orgulloso de mi tanto como lo estoy yo de ti.

Me encanta cuando de repente vienes y me das un beso y un abrazo. Haces que me derrita y que todo lo malo se olvide. Si es que de verdad que no te puedo querer más y me alegra ver lo muchísimo que nos quieres a papá y a mi. Me encanta cuando os veo jugar y disfrutar el uno del otro. Me encanta la familia en la que nos hemos convertido.

A día de hoy puedo decir que lo que mejor he hecho en mi vida ha sido luchar por ti. Luchar por tenerte con nosotros. Mi mejor elección ha sido no rendirme nunca porque gracias a eso te tengo aquí conmigo. Tú me has hecho madre y sobre todo mejor persona.

Podría estar aquí escribiendo páginas y páginas pero no te quiero aburrir por lo que lo último que quiero hacer es darte las gracias por decidir quedarte conmigo. Por agarrarte a mi y darme la posibilidad de haberte gestado, de haberte dado a luz y de haberte conocido y que te hayas convertido en mi hijo y yo en tu madre. Gracias, gracias, gracias y mil veces gracias!!!

Te queremos con locura.

Papá y mamá

8 opiniones en “Carta al mayor logro de mi vida”

  1. Joooo, no le aburres!! Yo quería que esto durara más. Se me ha hecho muy corta

    Qué bonito será cuando Eloy lea esto con todos los sentidos puestos en tus palabras. Yo también me siento mal cuando cargo contra alguno de los míos, pero ya he aceptado que mi paciencia es limitada, y esto no hace más que ayudarme a estirarla un poco más. Nadie nos hace mejores personas como nuestros hijos. Quédate con eso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *