¡Basta ya de tantas explicaciones!

Desde antes de convertirme en madre ya leía blogs y seguía a varias madres en instagram y me daba cuenta que en los comentarios muchas veces había explicaciones que para mi sobraban.

Una vez me convertí en madre, la que pasó a dar las explicaciones fui yo. Explicaciones por dejar de dar el pecho, explicaciones de cómo llevo al niño en el coche, explicaciones por todo.

Pero hoy me he encontrado ya varias publicaciones en intragram y varios post en facebook de madres explicando por qué hacen una cosa o la otra, para intentar evitar una avalancha en los comentarios.

Cierto es, que cuando “expones” tu vida en internet la gente tiene derecho a contestar lo que le parezca pero me da la sensación de que cada vez hay menos tolerancia, parece que al escribir desde casa sentados en el sillón bajo el anonimato en muchas ocasiones, nos hace libres de criticar todo lo que nos encontramos por las redes.

Hoy me he encontrado con una amiga que ha hecho una foto a su peque en la sillita del coche y estaba sin atar y ha tenido que explicar que el coche estaba parado y por eso iba sin atar. Otra, que ha hecho una foto a su peque cenando él solito viendo la tele y explicando que ya sabe que la tele sobra pero que esa noche la necesitaba. Otro post de una bloguera que hablaba sobre la sillita del coche y que ha tenido que borrar el post original porque ha recibido críticas y sobre todos malos deseos para ella y su familia. Y para rematar, y lo que me ha hecho escribir este post, es ver cómo una madre muy conocida en la blogosfera maternal ha sido muy criticada por dejar a sus hijas con los abuelos varias semanas.

Algo criticable es lo que hizo Michael Jackson de sacar a su bebé al balcón o la gente que se deja a los niños a posta en el coche varias horas mientras hacen la compra o la gente que deja a los peques en casa solos porque total, están dormidos y no va a pasar nada. Esas situaciones ponen en peligro a los peques pero llegar a criticar a alguien porque le esté dando el biberón y no el pecho o porque su hijo esté viendo la tele mientras cena o porque salga un nene comiendo un trozo de chocolate ya me parece excesivo.

En serio, vamos a preocuparnos más de lo que pasa de puertas para adentro de cada casa y dejemos vivir a los demás en paz.

Creo, y hablo sobre todo por mi, que la gran mayoría de los padres hacemos lo que podemos lo mejor que creemos. Muchos intentamos contar nuestra maternidad/paternidad real y eso incluye que no todo el mundo esté de acuerdo con lo que hacemos pero creo que sería más bonito apoyar y aconsejar que no criticar. Me da la sensación que cuando vamos a subir una foto o un post, ya de antemano estamos pensando en la excusa para evitar críticas. Qué bonito sería poder contar lo que realmente sentimos sin miedo a los comentarios. Poder hacer las cosas sin sentirnos culpables y sin tener que dar explicaciones.

Además, antes de criticar, deberíamos pensar en la situación de esa familia. Por ejemplo, antes de quedarme embarazada, cuando veía tripas las odiaba mucho (nunca las critiqué, qué culpa tenían ellas de lo que estaba pasando yo). Pero al quedarme embarazada me cambió el chip y pensé que quizá esas embarazadas sufrieron tanto como yo para conseguir el embarazo. Siempre es fácil pensar mal y soltar lo primero que se nos pasa por la cabeza pero deberíamos reflexionar un poco más antes de decir las cosas. Quizá esa madre que pone la tele al niño y lo pone en las redes sociales es porque es el único momento del día en el que puede descansar, o peor, ponerse a recoger la casa sin un minuto de descanso.

Si la maternidad ya es complicada, no nos la compliquemos más. ¡¡¡Ayudemos más y critiquemos menos!!!

Me gustaría ver el día a día de esas “madres perfectas” que tanto critican al resto. Y si de verdad tienen el truco para una maternidad perfecta, ya están tardando en sacar la trilogía, porque no creo que de para un solo libro. Desde luego, se forrarían.

Pero como soy de las que opina que cada maternidad es un mundo y que no hay dos niños iguales, de momento me conformaría con poder ser un poquito más libres a la hora de publicar algo.

¿Vosotros habéis recibido muchas críticas por alguna publicación en internet?

20 opiniones en “¡Basta ya de tantas explicaciones!”

  1. Obviamente hay mucha gente ociosa ( que suerte oye jajaja). Solo me he atrevido a “criticar” que no lo fue realmente, en tres ocasiones ( ya lo conté en un post) en el que tres influencers hacían y defendían tres cosas perjudiciales para los niños y dado el número de seguidoras me pareció bastante irresponsable. Por lo demás no, no “preparo” las fotos antes de sacarlas como se puede ver jajaja, y será porque no soy muy conocida o porque me rodeo de gente tan real como tú, pero no he recibido crítica alguna 🙂

    1. Como dices en tu post, no críticas sino que haces una observación desde el respeto. Hoy un cliente, hablando sobre viajar con niños en el coche, ha empezado la frase con: ya se que no es lo que hay que hacer, pero en viajes largos si le pongo el iPad. Ya nos empezamos justificando por nuestras acciones. Es su hijo y él sabe lo que es mejor para él. En el caso de los que hablas en tu post, son cosas de cajón q ponen en peligro a los bebés y lo ponen como algo bueno. Me parece bien comentar que no es lo más conveniente siempre desde el respeto. Seguro que sus fans no fueron tan respetuosas contigo.

  2. Cuanta razón! Además, ¿qué le estamos enseñando a nuestr@s pequeñ@s cuando juzgamos o criticamos a l@s demás? Yo procuro no juzgar nunca, y de momento no tengo ningún hater que me haya criticado, al menos a la cara. Bueno, en mi entorno cercano quizás no se comprenden algunas cosas de las que hacemos, el otro día nos miraban raro porque no vamos a la playa antes de las 16:30h, pero es que a ver qué necesidad hay si la tenemos a menos de media hora! Y somos los locos de la silla acontramarcha…Yo a mis amigos les doy la información de por qué llevo al niño así, y luego cada cual decide, es lo que hay. En fin, por la tele, si se dan o no galletas, si das bibi o pecho…Pues no entiendo las ganas de criticar, yo estoy un poco harta de que me digan que es demasiado grande para tomar teta, de verdad, entre otras lindezas que me sueltan a veces, y lo peor es que no es en el mundo virtual! Pero hace tiempo que me compré un chubasquero y todo me resbala, jajajaja

  3. Buf, es una historia sin fin. Como bien dices, el simple hecho de que publiques algo de manera pública da derecho a hacer todo tipo de comentarios y formarse opiniones sin conocer el caso particular de cada casa. Yo la verdad no he querido meter en mi blog temas así, más personales, por ese mismo motivo. El blog para mi es una diversión y una manera de compartir cosas que hacer con los peques y no quería entrar en polémicas ni comentarios chungos. Me ha pasado con otras cosas de la vida en las redes sociales, por ejemplo, compartir un elemento para los niños, una especie de pupitre portátil, y por poner que puede servir para el coche… buf no sabes la que se lió. He visto bandejas de metal usadas para actividades en el coche mucho más peligrosas que lo que yo compartí, y encima super bien valoradas como idea por la gente. Pero bueno, es lo que pasa por querer compartir cosas que le puede servir a la gente como idea para muchos espacios. Pero habrá que pasar de todo no?

  4. El caso es hablar. Hablar de todo y por todo. Hablar por hablar. Lo peor es que desde las rrss mucha gente se siente envalentonada de meterse a saco en la vida de los demás y tu te tienes que aguantar porque expones tu vida. En fin..

  5. Ay amiga! Un ole por ti y por tu post. Opino exactamente lo mismo. Yo también conozco algunos de los casos que has expuesto ante las que las blogueras han tenido que dar excusas o explicaciones sobre lo que estaban haciendo. Yo tb me veo a veces condicionada, fíjate tú qué tontería. Hacemos lo que podemos y más y nadie debería meterse nunca en nuestra forma de criar a nuestros hijos o de hacer las cosas. Cada uno sabe lo que es mejor para sus hijos. Pero estamos en la sociedad del critiqueo. En el mundo maternal veo como cada vez hay más comentarios críticos y menos constructivos. Pero a dónde vamos a llegar?

  6. Ay a la gente le encanta hablar de los demás… y en la maternidad hay tanto de lo que hablar…

    Y lo siento pero yo creo que no, por exponer nuestra vida o una parte de ella en internet no tenemos que asumir que cualquiera venga a decir cualquier cosa. Se puede ser educado, se pueden preguntar cosas y sobretodo se puede uno meter los juicios donde mejor le quepan, que no ayudan ni son constructivos.

    Yo miro mucho lo que escribo porque no quiero hacer daño con lo que digo y tengo la suerte de que aún nadie me ha venido a molestar.

  7. Si no vas a decir nada bueno mejor callar, esa debería ser una máxima antes de que alguien de su santa opinión. Tolerancia y empatía falta en este mundo y como padres y madres deberíamos apoyarnos y entender que cada uno conoce la dinámica de su hogar y cómo funciona. Es verdad lo que dices que desde el sofá con el móvil les da valor para responder aún sin pensar que lo que escriben hace daño. No más explicaciones, hago lo que hago por amor a mis hijos y punto.

  8. Que gran verdad!! Yo en su día hablé en el blog de esto. Pidiendo respeto y es q no aguanto que me juzguen a mi, mi maternidad o mi hija sin conocernos.
    Creo que desde el anonimato que te da Internet, la gente se cree con derecho de criticar absolutamente todo. Yo he hecho fotos, querer subirlas para explicar algo y pensar…. ufff no tengo ganas de que las ‘super mamis’ me digan la suya y no hacerlo.
    Lo del post de la bloguera que escribió sobre sillas para coche y lo retiró. Lo leí y leí algunos comentarios. Me quedé muerta con la gente que le deseaba tanto mal a ella y sus hijos. Nunca se me ocurriría hacer algo asi!!!!

  9. Una de las cosas más importantes que aprendemos al tener hijos es a no juzgar. Al menos, lo que deberíamos aprender. Es muy fácil juzgar, incluso te diría que es un proceso psicológico automático, pero qué felices viviríamos sin hacerlo. No juzgar. Preguntar. Plantear. Entender. Y, a fin de cuentas, PASAR. Tanto uno de las críticas ajenas como de comentar otras situaciones. Intentemos ser un poquito más felices. Un poquito.

  10. Uff, uff, UUUUUUUUUUUFFFFFFFFF de verdad que le gusta a la gente mirar lo que hace la de al lado para reafirmarse o por criticar o por aburrimiento, la de veces que he visto gritos pidiendo respeto en twitter mientras se critica a la de al lado, y lo del tema de poner una foto y que te vengan las listas de turno a decir que qué haces con esa silla, o con el biberon o comiendo esto y aquello ni te cuento… yo hasta he quitado algún vídeo de youtube cansada de comentarios 🙁

    1. No me digas? Eso no me parece bien. No sé de qué sería el vídeo pero por lo poco que te conozco, no creo que tuviera nada raro ni malo para tu hija. Esas son las cosas que me sacan de quicio. Se puede criticar si pones en peligro real a tus hijos sacándolos por la ventana pero dudo mucho que tu vídeo tuviera algo así. Ayyy a ver si vamos aprendiendo a ser más tolerantes y a ayudarnos más. El mundo sería mucho más bonito.

  11. ¡Qué razón tienes! Es una pena que tengamos que estar justificándonos constantemente: por qué hacemos, por qué no hacemos, por qué decidimos una cosa, por qué no decidimos otra… Realmente las rrss pueden llegar a ser agotadoras si te dejas llevar por esa dinámica de publicar-explicar-responder-justificar

  12. Si yo te contara la de críticas que he recibido… Y hubo una época que me quitaron las ganas de publicar cosas porque al final siempre por un motivo u otro, ahí estaban. Pero bueno, al final aprendes a vivir en tu mundo y a rodearte de gente buena, que siempre tengan consejos desde el cariño, no críticas. Y oídos sordos a los que tienen una vida tan vacía que deben llenar la del resto!!!

    1. Si? Por qué te criticaban? Porque por lo que te sigo, no veo nada criticable de verdad. Pero si, tenemos que pasar más y dedicarnos a lo nuestro que ya bastante tenemos como para que encima nos lo pongan más difícil. Que no me entere yo que te vuelven a criticar!!! Un besote

    1. Jajajajajajajaja seguro. Muchas gracias, me alegra que te haya gustado. A ver si entre todos un poquito podemos hacer una maternidad libre de culpas donde todos nos apoyemos más!!! Un besote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *