Miedo a que crezca sin mi

Una de las cosas maravillosas que he encontrado en las redes sociales desde que soy madre es que te das cuenta que no estás sola. Que las cosas que te ocurren o que piensas también le ha pasado a otras muchas madres. Y esto es lo que me ha pasado a raíz de un tweet que leí hace un par de semanas.

Algo que nunca he contado a nadie es que, desde que soy madre, le tengo más miedo a la muerte o quizá no tanto a la muerte, sino a que mi hijo crezca sin mi. Es algo que me aterra. Cuántas noches he llorado yo sola mientras le daba el biberón pensando en eso.

Pero de repente aparece este tweet con sus respuestas y ves que no sólo te pasa a ti.

Soy una persona positiva que disfruta de la vida y no me gusta ni me ha gustado nunca ir de víctima o mostrar debilidad. Incluso en los tratamientos de infertilidad intentaba estar fuerte de cara a los demás. Además, parece que ir contando por ahí que mientras le das el biberón al niño te pones a llorar como una loca por el hecho de pensar que vaya a crecer sin ti, parece un poco paranoico. Pero al ver que no soy la única creo que es algo que hay que contar.

No son pensamientos que me acompañen a diario ni que me obsesionen pero si que es cierto, que cuando estoy más sensible no puedo evitarlo. Por el día no me suele pasar, es algo que me ocurre en el momento que Eloy y yo nos quedamos solos tomando el bibe, mientras veo cómo se va quedando dormidito y pienso en que no me quiero perder ningún momento de su vida. Quiero ver cómo va creciendo, cómo pasa de la “guarde” al cole, y luego, lo mismo a la Universidad o lo que él decida. Quiero estar ahí cuando se enamore. Quiero estar en sus buenos y en sus malos momentos. Quiero estar en todos los logros de su vida y sólo pensar en que en algún momento me vaya a perder todo eso hace que se me ponga un nudo en el estómago.

Quiero que crezca sabiendo toda su vida que es lo que más quiero en el mundo. Que es por lo que más he luchado y por lo que estoy más orgullosa. No quiero que sufra y no quiero que crezca sin mi.

Por suerte estos pensamientos no me vienen todos los días pero cuando vienen si me dejan con mal cuerpo.

Si habéis entrado en la conversación de Twitter verás que no somos ni una ni dos, las madres a las que nos pasa eso. Es algo bastante generalizado pero que por ejemplo, yo por mi parte, no le había contado a nadie, ni siquiera a mi chico. No quiero que piense que soy una loca que se va agobiando por nada. Pero leer que nos pasa a tantas, no es que me alegre, pero ayuda a ver que es algo perfectamente normal y eso te hace sentir bien.

No sé si quizá el haber pasado por tantos tratamientos de infertilidad hace que ese miedo esté ahí presente aunque en la conversación había madres que no han pasado por infertilidad o sea que debe ser, como decía David de María: “que no hay querer más grande, que el de una madre hacia su hijo…” y ese amor tan grande nos hace también tener miedo.

Y a vosotr@s, ¿os ha pasado? ¿Se va en algún momento?

17 opiniones en “Miedo a que crezca sin mi”

  1. A mí me pasa, ya no solo el miedo a morir sino a todo! Veo el peligro en todos lados, lo controlo porque obvio no sería vida, pero si que me agobia pensar no estar para ellos, no verlos crecer y si algún día necesitarán de mi no estar presente. Nadie es indispensable pero la idea me supera.

  2. Me ocurre lo mismo. Nunca he sido hipocondriaca ni he tenido miedo a la muerte pero desde que soy mamá veo peligros por doquier. Este viernes me hacen una intervención menor de dermatología pero como es anestesia local no puedo evitar pensar que algo vaya mal, que tenga alguna complicación y no pueda estar con mi niño y ay… no tengo nervios por el hecho en sí sino por ese “y si pasara algo”.

  3. Cuando Sofía cumplió dos meses, me pasé dos meses más casi sin poder dormir. Y no por ella, que por aquel entonces era una santa. Sino porque no podía dejar de pensar en eso. Creo que la maternidad te cambia a un nivel tan interno… Que se te caen todos los esquemas, los miedos se acentúan y todo se vuelve inestable. Yo he conseguido pensar algo menos en eso… Es algo con lo que aprendes a vivir. Pero no, no estás sola. Yo también tengo miedo.

  4. Creo que no he tenido nunca tanto miedo a que me pase algo como desde que soy madre. Y te lo dice una que en plena guerra de Irak se fue de fin de carrera a Egipto, vamos que nunca he sido miedosa. Y viajamos en avión en el décimo aniversario de las torres gemelas a Nueva York. Supersticiosa tampoco. Sin embargo algo debe hacer click cuando pares. Porque si es algo que me pasa mucho por la cabeza (sobre todo ahora con tanto ataque terrorista), pero intento no dejarme llevar porque es muy angustioso. Así que como ves, a todas nos pasa.

    1. Eyy yo también volé en avión en el décimo aniversario de las torres gemelas pero de vuelta de Nueva York jejeje o sea que nos cruzamos. Yo si soy miedosa la verdad pero ahora me aterra que me pase algo. No vivo con angustia pero cuando me da el momento de bajón si lo paso mal.

  5. No me lo puedo creer… me perdí ese tweet y esa conversación y tengo un post a medias precisamente sobre este tema…

    Con esto de Internet me doy cuenta de que hay más cosas normales y compartidas de las que pensamos. Cuando nos aislamos y pensamos “esto es solo cosa mía” o “esto es muy raro” podemos acabar pensando que somos un poco locas…

    Yo también me he descubierto a mi misma llorando pensando en cuando falte… en si me pasara algo, preguntando a mi mejor amiga si se quedaría con Loki y le cuidaria si algo me ocurriera.

  6. Ais qué identificada me siento! Fíjate que estando embarazada me hice un seguro de vida y todo… Yo que nunca tuve miedo de morir! Lo que cambiamos al ser madres

  7. A mí también me pasa hija mía, yo soy otra de esas que no eres mío dosis ni nada pero que ahora me aterra el que me pase algo y lo que pasaría después. Es una tontería pensarlo porque si te tiene que pasar, te pasará lo pienses o no, pero yo al menos no lo puedo evitar…

  8. Tesoro, me ha encantado tu post. Me he sentido muy identificada, ya lo sabes. Me costó mucho sacar ese tema porque me daba una vergüenza terrible, pensaba que la gente se lo tomaría a broma o que me llamarían exagerada.
    Ha sido reconfortante ver que es algo más normal de lo que imaginaba y que somos muchas las que nos sentimos igual.
    Gracias por este post. Un beso enorme cielo!

  9. Pues si! Pero vamos, a eso a otras mil cosas más… Y ya no te digo ahora que estoy a punto de parir al segundo… No son cosas que quieras pensar, pero se pasan inevitablemente por la cabeza 🙁

  10. No sabéis que peso me quitáis de encima porque un día lo comenté con un grupo de mamis y me miraron como si fuera marciana

    Coincido en todo, en el miedo a que me pase algo y en ver el peligro en todas partes. Quién me ha visto y quién me ve, antes Maridín era más prudente y yo mucho más lanzada y ahora me dan miedo cosas como coger un avión o ponerme enferma.

    El cambio de la maternidad es muy grande en todos los sentidos.

  11. A mi fue un miedo que me cayó como una losa cuando nació la primera y que ahora sigue ahí, sobretodo cuando veo a la babé TAN dependiente de mi, tan indefensa… y claro, la mayor además en pleno tema de la muerte, preguntando que cuándo nos vamos a morir o que hará ella si no estamos, es terrible, yo no puedo imaginar no estar a su lado 🙁

  12. ay es durillo siiii mil y un pensamientos atacan la mente de una madre
    aunque nunca he temido mi propia muerte, yo tambien lo he pensado, aunque es mejor no pensarlo demasiado

  13. A mí también me pasa constantemente. No solo el tema de la muerte sino también no poder sacarlo adelante y cosas similares. Y es que como sabes él no tiene padre así que es algo que me preocupa bastante, que se quede solo. Es algo que intento no pensar porque me agobio mucho.

  14. … y cuando tu pesadilla se vuelve realidad ? A mi me diagnosticaron cancer de mama en estadio IV incurable cuando mi bebé tenía 20 meses, no soy la unica somos muchas madres jovenes que saben que moriran antes que sus hijos acaben primaria…. dejen de pensar en lo que podria ser, vivan el ahora y den gracias a la vida de estar vivas ahora no mañana. Por que la vida es un reqgalo maravilloso y soy feliz apesar de mi diagnostico!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *