Colillas en la arena

Este verano estando en un chiringuito en la playa llegaron unos peques de 8 a 10 años con unas bolsas en la mano para enseñársela al camarero. Le querían cambiar el contenido por unos refrescos. Al principio no entendí nada pero salió mi vena cotilla y presté atención y no me gustó lo que vi.

Los niños trajeron una bolsa de plástico llena de colillas. No sé si la idea surgió de los propios niños, de los padres o del camarero. En principio me pareció algo chulo ya que unos chavales se preocupaban por dejar la playa limpia pero después de pensarlo 2 minutos me pareció un horror.

Cuando se la enseñaron, el camarero les dijo que si le traían otra bolsa igual, que os aseguro que iba muy muy llena, si que les daba lo que quisieran: refresco, batidos… A los 10 ó 15 minutos aparecieron de nuevo con otra bolsa hasta arriba. ¿En serio? Me hubiese encantado hacer foto a esas bolsas para que las vieseis pero de verdad que había muchísimas colillas.

¿Tan guarros somos los adultos? ¿Eso es lo que enseñamos a los peques? Me parece un ejemplo horrible.

Mi chico es fumador y desde que lo conozco, en la vida le he visto tirar una colilla al suelo. Siempre la lleva en la mano hasta que encuentra una papelera para tirarla. En la playa hace lo mismo o las guarda en el plástico del paquete hasta que nos vamos y las tira en las papeleras que hay en las entradas de las playas.

A mi desde pequeña me enseñaron a no tirar papeles al suelo y eso es lo que quiero inculcar a Eloy desde ya. Soy de las que lleva los bolsillos siempre llenos de papeles hasta que encuentro una papelera para tirarlos. No me sale hacer otra cosa. Y si alguna vez se me cae alguno al suelo me agacho a recogerlo. No quiero ponerme ninguna estrellita pero es lo que me enseñaron y es algo que se me quedó guardado. Si se me quedó guardado a mi, espero ser capaz de enseñar a Eloy lo mismo.

Cuando veo que la gente tira las cosas al suelo con tanta facilidad me saca de mis casillas sobre todo si son padres que lo hacen delante de sus hijos.

En Madrid suele haber bastante suciedad en el suelo pero la mierda no llega ahí sola. Nos quejamos de la suciedad, de los pocos servicios de limpieza que hay pero si realmente pusiéramos cada uno nuestro granito de arena todo estaría más limpio. Esta es una foto que hice hace 8 años en una calle de Madrid. Toda una alcantarilla repleta de colillas. Da un poco de asquito ¿verdad?

Me parece una vergüenza que esos peques en la playa tengan que mancharse las manos de nicotina y lo que quiera que tengan las colillas.  ¿Os gustaría que hubieran sido vuestros peques? Porque a mi no. En la playa lo que deberían hacer es coger conchas y jugar con la arena, pero con una arena limpia, no llena de colillas. Me parece una vergüenza el ejemplo que damos los adultos. Y una duda que me surge es si esos niños únicamente lo hicieron por el refresco o porque realmente saben que las colillas no deberían estar en la arena de la playa. Sea lo que sea, no son ellos los que tienen que darnos ejemplo a nosotros.

De verdad, no cuesta nada tirar las cosas en las papeleras, o guardarlas y esperar a ver una o llegar a casa para tirarlo. No cuesta nada enseñar a nuestros hijos a mantener limpia la ciudad, el pueblo o la playa. ¿A que nos molesta que tire las cosas al suelo en casa? Pues igual debería ser en la calle. Si en casa les enseñamos a tirar las cosas a la papelera, en la calle deberíamos hacer lo mismo.

Yo, como he dicho, pondré todo de mi parte para enseñarle igual que me enseñaron a mí.

¿Vosotr@s os habéis encontrado mucha basura en la playa/pueblo/ciudad estas vacaciones?

 

15 opiniones en “Colillas en la arena”

  1. Es que manda narices el asunto…
    Me pasa igual que a ti, me pongo del higadillo cada vez que veo a la gente tirar las cosas al suelo con tanta ligereza. Cada vez que echo a lavar los pantalones tengo que acordarme de vaciar bien los bolsillos porque los llevo siempre llenos de papeles para tirarlos en la basura como ha de ser!
    Hombre ya!
    #estomeenfadamuchísimo

  2. Me parece increíble. Más de una vez me han dado ganas de hacer lo de la bolsa y ponerme a recoger delante de la gente que las tira. Una vez hice eso a mis amigas, y les maté de la vergüenza, así que peor deben pasarlo quienes no me conozcan

    Deberíamos hacer una campaña para ir con nuestros hijos recogiendo colillas, y explicándoles delante de la gente que “muchos no han tenido la oportunidad de recibir una buena educación, y por eso tiran las colillas. Vamos a reparar el mal que provocan a la madre tierra” y ya si abrazamos árboles y decimos que practicamos la disciplina positiva, conseguiremos la licencia de comunidad hippy

    Lo estás haciendo genial con Eloy

  3. Hay que ser guarro. Colillas, bote, botellas, restos orgánicos de diversa índole, … la playa es de todos y hay que cuidarla un poco porque nos vale dinero mantenerla y luego simepre la gente se queja de que cobran impuestos, tasas de basura… Es más fácil mantener que rehacer. Y el medio ambiente solo tiene un uso

  4. Hablo como fumadora (me queda una semana para dejar de serlo, me lo he propuesto) te digo que la gente adulta es muy cerda. Yo recojo mis colillas antes de irme de la playa e incluso me llevo unas cuantas que no son mías. Está bien que sepan que no hay que tirar las cosas al suelo, pero no considero que sean los más adecuados para recogerlas, ¡qué lo hagan los adultos y fumadores!

  5. Ay que buen ejemplo, pero que rabia que tengan que ser los niños tocando eso!! He sido fumadora muchísimos años, jamás he dejado colillas en la playa, y ahora igual voy con los bolsillos llenos del papel más mínimo y mi hija hace lo mismo (me los mete en mis bolsillos) civismo básico que les falta a muchos adultos 🙁

  6. Pfff es que somos el peor ejemplo en muchas cosas. Luego si se llena la boca de los adultos de decir los niños esto o lo otro, cuando en realidad ellos actúan como han visto toda su infancia. Yo trataré de enseñarle eso a Sofía como me han enseñado a mí también. Y teniendo perro más aún porque ese es otro tema… Que parece que todos los que tenemos perro somos unos guarros pero hay gente muy cuidadosa y respetuosa con animales en casa!

  7. La verdad es que es muy pero que muy asqueroso y me incluyo entre las que no tienen cuidado en la calle (en la playa siempre llevo un bote como cenicero). Pero de ahora en adelante (a parte de dejar de fumar definitivamente) voy a imitar el gesto de tu pareja 😉

  8. Lo de las colillas me pone mala, malísima… En general ensuciamos muchísimo todo. Nuestro barrio está que da pena de papeles y cacas de perro (los guarretes no son, obviamente, los animales sino los cuidadores). Por no hablar de los contenedores de basura que parecen el vertedero municipal. Ojalá consigamos transmitirle a nuestros peques que eso no es lo normal.

  9. Pues la verdad es que no sabría que pensar… es bonito que limpien la playa (aunque no debería estar sucia) y que el camarero les premie por ello… que a él ni le va ni le viene que la playa esté de una forma u otra… pero si es verdad que es poco higiénico :/

    Somos muy guarros. Pasé 4 días en la playa con Loki hace poco y cuando elegíamos el sitio donde ponernos hacíamos un pequeño “barrido” para asegurarnos que fuera relativamente limpio y seguro, que él a veces aún se lleva cosas a la boca… y hasta latas y cristales rotos encontramos. ¡A primera hora! Que se supone que han pasado limpiando…

  10. Me pone mala. Mi chico también fuma y nunca lo hace, la mete en la lata de refresco si llevamos o la guardamos y la tiramos luego. Pero la gente la tapa con arena como si se fuese a biodegradar ahí!! WTF!!

  11. Vergüenza no, lo siguiente! Cada vez que voy a la playa tengo que revisar a fondo nuestra “parcela temporal” para que mi hijo pueda jugar tranuilo con la arena y no coja ninguna colilla, pero ni así a veces, se pone a jugar con la pala y el cubo y salen de las profundidades! Me da una rabia…Y en Menorca, que fuimos hace tres años la última vez, hay una playa que es todo roca, preciosa…Y con papeleras!! Pues nos tenías que ver, con una bolsa recogiendo colillas por todas partes (y latas de refresco, etc) porque nos daba una pena inmensa verla así. Nosotros vivimos cerca del bosque, y ya por costumbre de siempre vamos con una bolsa de plástico y vamos recogiendo la mierda que dejan los demás, inluídos los casquetes de los cazadores, que ya les vale. De peque la mayor se lo tomaba como un juego, hasta que se convirtió en una costumbre, y con 15 años se indigna ya a la par con nosotros…Ahora toca inclucar lo mismo al peque, parece mentira que la gente trate así el planeta, no lo puedo entender, me hierve la sangre…

  12. Yo ya no soy fumadora pero cuando lo era llevaba un pequeño cenicero portátil para apagar ahí las colillas. Antes los encontraba en el extranjero, en las tiendas turísticas. Pero desde hace tiempo ya los he llegado a ver en las zonas costeras de España. Cuando iba al extranjero me solía coger uno para mí y unos cuantos de souvenir para los fumadores que conocía, de esta manera me aseguraba de que algunas personas ya no tiraran colillas.

    Creo que estaría bien que hubiese por las playas y los bosques presencia policial poniendo multas a quien sea así de guarrete, si no han aprendido por las buenas que aprendan por las malas.

  13. Alguna vez le he tenido que quitar a mi peque cuando era más pequeñito una colilla de las manos cuando estábamos en la playa, si pudiera pillar a más de uno/a… Con lo fácil que es ser cívico y tirarlas a una cajita o algo ¡Que impotencia!

  14. Es que hay que ver lo guarros que son algunos. Luego ves los carteles en las playas de peros NO y a mi me cabrea. Mis hijos no serán de los q echen nada al suelo ya están bien concienciados de la limpieza en general. Si no lo tiras en casa, en la calle tampoco. Bss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *