Besos en la boca entre niños ¿si o no?

Hace unas semanas estando en el parque, una niña algo más pequeña que Eloy (en aquellos momentos tenía 19 meses y medio) se acercó a él y le empezó a dar besos en la boca. De repente me vi pensando si me gustaba o no esa situación. Pensé escribir un post, pero para ser sinceros, antes de meterme en un jardín y dar mi opinión, quería conocer la opinión de otros padres a ver si coincidía con la mía.

Como podéis ver, de los 112 votos que hubo, la opción más seleccionada fue “Te horroriza en general”. Es una respuesta que me sorprendió, no me la esperaba para nada.

Quizá al final me meta en un jardín al opinar sobre esto pero es lo que siento y es como soy. Mi primera reacción al ver cómo la niña le daba besos a Eloy en la boca fue: “por favor, que no le contagie nada”. Siempre he sido un poco escrupulosa. No puedo evitarlo. Os voy a contar un caso que me pone muy nerviosa:

  • Cuando alguien tose o estornuda por la calle delante mío, digamos me imagino una nube de virus que tengo que atravesar. Si puedo la esquivo y si no puedo, paso sin respirar y tapándome la nariz y la boca.

Al contarlo así en alto parece que muy normal no soy. Pero si esto lo pienso conmigo, cuando se trata de mi hijo, mi “tara” se acentúa y en el caso de la niña, me imaginé virus entrando en mi hijo como en Érase una vez el Cuerpo Humano. Pero aún no gustándome la situación no dije ni hice nada. El gesto me pareció muy tierno pero no podía evitar querer coger a mi hijo y salir de allí corriendo. La madre se limitó a decir: “madre mía niña, cuando seas mayor vas a ser una loba” repitiéndolo en alto una y otra vez pero esto es algo que comentaré más adelante.

El caso es que la encuesta también recibió comentarios que me hicieron reflexionar sobre la situación. Los voy a ir analizando uno a uno ya que me parece interesante la visión de cada padre/madre:

Yo nunca doy besos en la boca a mi hijo. Es una decisión personal y para nada critico que otros padres lo hagan pero yo decidí no hacerlo. No puedo explicar muy bien el por qué pero es algo que no me gusta. Y si yo no lo hago, no me gusta que nadie, ni siquiera una niña (o un niño) se lo haga a Eloy. Sé que en la guarde si que lo hacen pero no lo veo y desde luego no puedo meter a mi hijo en una burbuja porque tampoco creo que eso sea bueno. De hecho, yo no soy nada cuidadosa con la limpieza (dentro de unos límites). Con los chupetes, parece que Eloy hubiera sido mi tercer hijo, como decía el gran Carles Capdevila:

“Hace 19 años, esterilizábamos el chupete cada vez que pensamos que había rozado el suelo. Con el segundo, si el chupete había caído en un sitio muy sucio, lo pasábamos debajo del grifo. Con el tercero, si había caído en un sitio muy muy sucio y había al menos tres testigos, lo pasábamos un poco por la camisa”.


Cuando hice la encuesta no pensé en ningún momento en el lado “sexual” del momento. Me parece muy tierno como he dicho antes tanto si es niño-niño, niño-niña o niña-niña. El sexualizarlo es algo de los padres pero luego recordando las palabras de madre a voz en grito repitiendo una y otra vez: “vaya loba vas a ser tu de mayor, madre mía la que me espera” también delante de su hija mayor fue algo que no me gustó. Son las típicas bromas que se hacen pero que están fuera de lugar a mi parecer y más con una niña de 4 o 5 años que ya puede entender este tipo de “bromas”. Desde ya, debemos ser los padres los que demos ejemplo. Pero volviendo al tema, por el lado sólo de besos, me parece muy tierno.


Con este tweet estoy muy de acuerdo, cuanto más se inmunicen de pequeños mejor pero, como cualquier madre, se pasa mal viendo a los peques malos. Yo no soy una excepción y si se tiene que poner malo y pillar virus pues bien, pero imaginarte a los virus entrando por las vías respiratorias de tu hijo no mola nada, al menos en mi caso y esa es la parte en la que elijo 2 de las respuestas: “por favor, que no le pegue nada” y “me horroriza”.

Al igual que a Lídia, a mi también me parece muy tierno pero no puedo evitar que a la vez me horrorice y piense en virus y más virus y más sin conocer a la otra parte. Cuando se da besos con sus primos me parece todo muy bonito, pero tengo que reconocer que, aunque menos, también veo virus volando.

Y aquí os dejo otras respuestas que recibió el tweet y que votaron la opción ganadora:

El tweet recibió más comentarios pero más o menos ya iban todos por el mismo lado. Podéis verlo accediendo al tweet pero si algo me ha sorprendido es que finalmente ganase la opción “Te horroriza en general”. No pensaba que fuese a ser la opción ganadora. Pensaba, como en otras tantas cosas, que sería la madre rara pero esto me hace ver que muchas veces los padres pensamos que estamos solos, que nadie nos entiende pero al final coincidimos en más cosas de las que creemos.

Quiero dar las gracias a todas aquellas personas que votaron en la encuesta y que me ayudaron a poder escribir este post.

¿Estáis de acuerdo con el resultado de la encuesta? ¿Hubierais votado otra opción?

3 opiniones en “Besos en la boca entre niños ¿si o no?”

  1. Yo soy de las de “que no le contagie nada” pero no tanto por el acto de besar en la boca sino que me da por pensar lo mismo cuando se reboza por el suelo y lo chupa o cuando toma “prestado” un juguete y se lo come. El beso en la boca no me parece negativo por un contexto sexual ya que eso está en nuestra mente, no en la de los niños. Comparto contigo que los comentarios de la madre de la niña estaban fuera de lugar.

  2. Yo el tema contagio, no me preocupa, yo soy del club de fans de Carles Capdevilla, pero como bien dices, pasé directamente al tercer hijo. Esterilizo, si, pero una vez a la semana los chupetes, y una vez al día biberones y sacaleches.
    En cuanto al tema de sexualizarlo, va a ser un sí pero no me preocupa, y me explico. No me preocupa es sobresexualizarlo, porque efectivamente creo que es algo de los mayores. Creo que a esas edades no tienen ni la consciencia ni el deseo desarrollados para eso. Pero. Y aquí viene el matiz. Yo si considero que las muestras de afecto y cariño deben de ser medidas. A mi de pequeña me enseñaron bien pronto sobre sexualidad, y por ello también me enseñaron que era mía y solo mía. Que era algo íntimo.
    Las muestras de afecto para mi son iguales. Yo le doy besos, normalmente en la mejilla, pero si cae en la boca no pasa nada. Porque se que nos tiene cariño. Si sus abuelos le dan besos, me parece genial. Mientras no la fuercen, todo bien. Son parte de su entorno emocional.
    Pero si llega un desconocido y te planta un morreo o incluso un beso en la mejilla, sin decir ni media… no me parece tan bien. Entiendo que los niños a esas edades no distinguen mucho entre gente cercana o gente nueva, y que muchas veces todo esto viene de que los padres enseñan a los hijos a darle besos a todo el mundo. Yo personalmente es algo que no voy a promover. Quiero que aprenda a ser educada, que salude y que se comporte de manera cívica. Pero no voy a enseñarla a que cualquier desconocido que entre en su vida de manera puntual tiene que llevarse un beso de ella como primera interacción. Eso surgirá, más adelante, si se da el caso. Pero considero que las muestras de afecto ni deben ser forzadas, ni deben de ser “exigidas” o “robadas”.
    Y estoy 100% de acuerdo en que los comentarios de la madre de la niña no son para nada beneficiosos. Está por un lado normalizando un acto (si la niña lo hace es porque lo ha aprendido en su entorno) pero a la vez la estás culpabilizando y recriminando por ello.

  3. Yo creo que puse “que no le contagie nada” como tú, nunca hubiese pensado en connotaciones sexuales con niños. Pienso que también es tierno pero… igual que tú coincido en que yo a mi hija no la doy besos en la boca y tampoco me gusta que se los den a ella por lo escrupulosa que soy y por que no me gusta y punto. Por el contrario se los damos en la mejilla y la hemos enseñado a darlos ahí.
    A su padre ya le he tenido que decir cuando bajamos al parque con los niños vecinos que se corte con la frase “le das un besito a fulanito?” Se me llevan los demonios. Sobretodo por los virus, que igual que tú me los imagino entrando en su cuerpecillo y plantando alli las bacterias malas… arggg! Ademas nuestra peque se ha puesto mala en contadas ocasiones y no lleva nada mal estar mala. Yo menos. Este año con la Escuela estamos servidos….
    Como ves no estás sola. El tema de los besitos entre niños (y mayores) no me gusta nada. Un abrazo y buen post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *