Ir a la frutería con niños

Foto de plátanos, pimientos, mandarinas, naranjas

Después de 21 meses yendo a la frutería con el peque, me he dado cuenta de lo importante que es ir con él. Cuando era más pequeño le llamaba mucho la atención todo por la cantidad de colorido que tiene: el naranja de las naranjas, el rojo del tomate y las manzanas, el amarillo del plátano, el verde de la pera… Pero ahora que tiene 21 meses y ya conoce las frutas, cuando entramos todo le llama muchísimo más la atención y hasta me pide una pieza.

El martes de esta semana entramos en la frutería y cuando vio los plátanos empezó a llamarlos por su nombre. A la manera que lo puede decir un niño de 21 meses, pero se entendía bien. Yo le decía que si, que eran plátanos pero cuando ya se puso tan insistente le pregunté si quería uno y si, lo quería. Se lo pelé (previo paso por caja para que lo pesasen) y en lo que yo seguía comprando, se lo comió casi entero. El frutero y yo alucinamos.

Eloy siempre ha comido fruta. De más pequeño tuvo momentos de aburrirse de los purés que le hacía y prefería los potitos pero desde que la come entera, la come muy bien (ay si hubiera conocido antes a Itzel y el BLW jeje). Una de las que más le gusta es la piña. Si, si, la piña, le flipa. También la manzana, pera, plátano, naranja. Unas las come mejor que otras pero en general se las come bien.

El jueves volvimos a la frutería y volvió a pedirme un plátano. Esta vez fue el frutero el que se lo regaló y lo mismo que el martes, lo devoró.

Pero lo mejor es que el sábado volvimos porque el domingo venía un amigo a comer y el frutero esta vez le regaló una mandarina. Yo todavía no había conseguido que la probase (de pequeño se la metía en la malla y bien) pero ahora que es más selectivo a la hora de coger y tocar las cosas, de momento no le hacían mucha gracia los gajos por lo que hemos ido por partes. Le he dejado jugar un rato con la mandarina con piel. Cuando he visto que se la quería llevar a la boca se la he quitado para pelarla (no creo que sea empezar con buen pie probar la piel de la mandarina). Una vez pelada se la he vuelto a dar y después de juguetear un rato con ella me la ha dado y ya le he dado un gajito. Al principio no lo quería pero luego lo ha probado y con la tontería se ha terminado comiendo unos 5-6 gajos, casi media mandarina.

Por lo general, la fruta veo que es algo que suele costar que les guste a los niños. Lo digo por propia experiencia. No por Eloy sino por mi. Nunca he sido muy frutera pero si me gustaría que Eloy lo fuera. De momento vamos bien. Además de la pieza de fruta que le doy yo por la tarde de merienda, ahora en la guarde le dan una de almuerzo antes de comer y otra de postre, además del yogur. Lo ha aceptado muy bien. Hay frutas que le cuestan más o no ha querido comer pero por lo general está comiendo 3 piezas al día lo que me gusta mucho.

A lo que quiero llegar con todo este rollo que he soltado, es que el involucrar a los niños en la compra, el que puedan ver la fruta amontonada llamando más la atención que piezas sueltas en casa, parece una buena idea y además el no darle siempre la fruta en el mismo horario como hago yo con la merienda, sino como un tentempié a media tarde o a media mañana o en el momento en el que toque ir a la compra, puede hacer que lo vean como algo normal y se acostumbren a comerla.

Y además de lo sana que es la fruta y la verdura, le da un toque de color muy chulo a nuestra nevera.

Y vuestros peques, ¿Cómo llevan el tema de la fruta?

15 opiniones en “Ir a la frutería con niños”

  1. Me encanta y lo comparto, gracias por la mención pero no te hacia falta saber sobre BLW porque lo estás haciendo genial!! Permitir a los niños acompañarnos a la compra y conozcan los alimentos de primera mano es una gran actividad.

  2. Que verdad! Cuando involucramos a los niños siempre muestran más interés por hacer las cosas. Dejarles elegir a ellos que quieren o les apetece… yo siempre le dejo elegir entre dos frutas distintas, ya que no siempre nos apetece lo mismo. Me encanta en Post. Y sí, yo tb desearía haber conocido a Itzel cuando empezamos a darle sólidos al peque.

  3. El ejemplo y la implicación son vitales. Aprendemos viviendo, experimentando… Así que (salvo excepciones justificadas), tienen que ir a la frutería, a la pescadería, a la panadería… Lo del supermercado ya es otro tema más complejo, pero también hay que afrontarlo!!

  4. Estoy totalmente de acuerdo contigo. A mí la fruta me ha costado siempre. Me ha gustado muy poco hasta mi primer embarazo que en vez de coher asco a comidas se me abrió el abanico de sabores. Así me puse de gorda jajja.
    Mi peque mayor come la fruta genial pero ya noto el sesgo social… Al cole para el recreo siempre fruta y para merendar también. Creo que hay que buscarle el hueco en el día y generar hábito. Por cierto, fanático del plan también jejeje.

  5. La mia lo lleva mal, si funcionase eso de visitar la frutería, mi hija ya comería de todo! Nosotros la visiamos amenudo, dos veces por semana, pero no hay manera de que pruebe cosas diferentes. Eso sí conoce casi todos los productos de la huerta, auqnue de probarlos ni hablar.
    Saludos!

  6. Toda la razón, creo que es fundamental que se vayan acostumbrando a esas pequeñas rutinas, a descubrir colores y sabores a pesar de lo reacios que pueden ser a veces a probar nuevos alimentos.
    Y por cierto… también muy de acuerdo en que probar la mandarina con piel no sería empezar con buen pie.. jejejeje 🙂

  7. Que nos acompañen a la hora de comprar es genial, sobre todo cuando son pequeños. A mi me encantaba llevarlos conmigo también. Aprenden un montón. Y les motiva para comer más frutas. Los míos también me pedían (en casa la menos frutera soy yo). Es ahora cuando me cuesta más llevarme a los tres detrás… Se han hecho mayores y no veas las que liamos cuando vienen todos juntos!!!

  8. Yo creo que es una gran idea involucrar a los peques en estas cosas… la fruteria es un sitio cotidiano y amigable donde hay cosas ricas asi que… ¿por que no comer fruta?

    Loki aun es chiquitin y tengo que vigilarlo mucho para que no desmonte media tienda jajajaja

  9. Este sólo quier comprar plátanos y uvas. Así que a veces vamos despues del cole sólo a por eso porque ir al super es un infierno aún . Pero eso si le dejo hacerlo, soy super tolerante, ya sabes. Jaja

  10. Yo siempre me los he llevado a comprar desde bien pequeños. Y, aprovechamos para elegir la fruta, verdura, pescado, carne,… que nos vamos a llevar pero también aprendemos los diferentes nombres de las cosas 😛 Debemos involucrar más a nuestros hijos en estas actividades

  11. Nosotros siempre llevamos a la peque a la compra y no hay día que no nos pida algo. Y siempre fruta. Le encanta!! Es lo único que siempre le he dado a trozos desde que empezó con la AC. Y estoy muy feliz por lo bien que la come. Como apunte te cuento, delante de casa hay una fruteria, ya nos conocen y ella siempre quiere entrar porque la frutera ya se ha hecho su amiga y le regala fruta. Cuando entramos lo primero que le dice es: qué quieres hoy??? Y coge de todo.

  12. Al mío tb le encanta la fruta. De siempre. Antes se la hacía en puré para merendar aunque la alternaba con trozos porque siempre le han gustado. Ahora le doy trozos porque los purés ya no le hacen apenas gracias. Creo que es fundamental promover su consumo en nuestros pequeños.

  13. Aquí en el pueblo yo creo que el mio come fruta solo gracias al frutero y el cole ajjaa. En casa no hay forma, no quiere, pero allí le regalan siempre una pieza y el tio se la come!
    De todos modos no le hace demasiada gracia, la textura le da asco, y prefiere zumos. Es una asignatura pendiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *