“Ganas” de que se ponga malito

dibujo de un bebé enfermo con termómetro y un osito de peluche

No, no tengo ganas de que se ponga malito, todo lo contrario, ojalá no se pusiera nunca pero es algo que no se puede evitar.

Este es el segundo año de Escuela Infantil (“guarde”) de Eloy. El primero fue bastante mejor de lo que me esperaba. Los mocos nos acompañaron durante todo el curso pero realmente estuvo muy pocas veces malo. Tuvo una bronquiolitis (10 días) de la que casi no me doy ni cuenta porque él se encontraba bien, no había fiebre, seguía jugando, pero la bronquiolitis ahí estaba. Tuvo una faringitis (3 días), una gastroenteritis (3 días) y se contagiaron todos del Exantema súbito. Esto, repartido en 11 meses que duró el curso no es nada, o al menos a mi me lo pareció.

Este año espero que vayamos por el mismo camino. De momento vamos bien. En casi 2 meses desde que hemos empezado todavía no se ha puesto malo y que dure. Si han hecho acto de presencia los mocos y la tos, pero no le molesta para dormir ni para hacer vida normal durante el día. Tiene moquetes pero respira con normalidad.

El caso es que lleva un par de días en el que quiere comer menos de lo que suele comer. Eloy es un niño que come muy bien. Lo que le gusta claro, pero si le gusta, lo devora. Esta semana lleva un par de días que está comiendo menos e incluso deja “bibe”, algo impensable.

Hoy en la guarde me han dicho que ha comido poquito, cosa rara en él ya que se suele comer todo lo que le ponen. Les he comentado que lleva casi un par de días así (el festivo comió poquito poquito) y la profe me ha mirado raro diciendo que a ver si está pillando algo. El peque está perfectamente, corre, juega, ríe… yo creo que es más una de esas temporadas de menos apetito pero en la “guarde” ya me han dejado caer que lo mismo se pone malo. Pero no es la primera vez que me lo dicen este año.

La primera vez que me lo dijeron fue un día que estuvo algo tontorrón por la mañana antes de la siesta. Pensaron que era porque iba a caer pero como yo sospechaba, simplemente fue que le tuve que despertar por la mañana para ir a la “guarde” y le sentó bastante mal. En cuanto se echó la siesta, como nuevo. Y en otra ocasión igual, me dijeron que estaba algo raro, que estuviera atenta porque iba a caer seguro y nada, estuvo normal como siempre. Ni un amago de ponerse malo.

Supongo que en algún momento caerá, como es lo normal pero a veces me da la sensación de que tienen hasta ganas de que se ponga malo.

Que conste que adoro a las dos profesoras. Una fue la del año pasado y a la otra ya la conocía por unas charlas a las que fui el año pasado en la “guarde” que ella también se apuntó. Estoy encantada con las dos. Adoran al peque y eso se nota y me dan mucha tranquilidad. Eloy se queda muy contento en clase y lo pasa en grande con sus amiguitos pero me hace mucha gracia que a la mínima siempre me dicen que eso es porque se va a poner malo.

Imagino que en algún momento acertarán, porque es “ley de guarde” pero espero que ese momento tarde en llegar, porque, aunque hay que pasar por eso, no mola nada verlos malos y más cuando no es algo a lo que estemos acostumbrados en esta casa.

En su corta vida, sólo 2 veces ha tenido fiebre alta, una vez 39º cuando el exantema súbito, pero le duró un día. Al día siguiente como si nada. Y luego un puente que nos fuimos al pueblo, que estuvo todo el fin de semana con 38,5º y tal y como vino, se fue. El resto, ha tenido febrícula, unos 37,6º que habrá tenido 4 ó 5 veces pero que se van a las pocas horas o después de una noche reparadora de sueño.

Este no es un post de queja hacia ellas, al contrario, es algo que comento con mi familia y que me hace gracia. Nunca gusta que te digan que creen que tu hijo se va a poner malo porque te meten ya el miedito en el cuerpo. Me encantan las dos profes y me alegro muchísimo de que Eloy esté con ellas en clase.

Y vuestros peques, ¿se pusieron muy malitos los primeros años de “guarde”?

Un comentario en ““Ganas” de que se ponga malito”

  1. Nosotros tuvimos épocas. El último año de “guarde” a penas enfermó. Sin embargo este inicio de curso está siendo duro. Creo que no llegamos a ir una semana completa. Todas las semanas hubo algo. Pero como decía son épocas. Espero que esta se pase pronto y poder coger el ritmo.
    A mí nunca me dijeron lo de creo que va a caer… pero vamos que si me lo estuvieran diciendo cada dos por tres también me mosquearia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *