Balanitis en bebé de 21 meses

Hace un par de semanas sufrimos un caso de Balanitis. Fue una semana antes de cumplir los 22 meses.

Todo comenzó un lunes cuando nos llamaron de la guarde diciendo que estaba con 38º de fiebre. Estuvo el fin de semana con una tos raruna pero no le di demasiada importancia. El caso es que cuando me llamaron aproveché para acercarme a la pediatra y que le viera esa tos ya que es raro que a Eloy le suba la fiebre.

Cuando llegamos le auscultó y nos dijo que tenía mucho moco “pegado”. Nos mandó antibiótico y nos fuimos a casa. Pero cuando le fuimos a cambiar el pañal empezó a quejarse y a llorar mucho y nos dimos cuenta que tenía el pene bastante inflamado. No era normal por lo que bajamos de nuevo corriendo a la consulta. Cómo lloraba. Cuando le vio nos dijo que era Balanitis. En la vida había oído esa palabra. Nos dijo que es una infección del glande que se ha podido producir porque se le hayan quedado unas gotitas de pis entre el glande y el prepucio. Nos mandó una pomada, unas gotas y limpieza con suero.

Cuando llegué a casa, como creo que cualquier persona hace, busqué en internet qué era Balanitis:

Balanitis, una infección común en los niños. … Suele darse en niños que aún no lo tienen separado del glande (parte final del pene). Sus síntomas son: erupciones, mal olor, dolor al orinar y enrojecimiento del prepucio o del pene. Se denomina balanitis a la hinchazón del prepucio y del glande.”

Hasta ese día no le habíamos notado nada y en la guarde, cuando le cambiaron el pañal poco antes, tampoco notaron nada raro.

El niño se echó la siesta y cuando se despertó, al cambiarle el pañal vimos que lo tenía peor pero no podíamos bajar a la pediatra de nuevo porque, por desgracia, el servicio de pediatría que tenemos en nuestro centro de salud deja mucho que desear como conté en este post: “Necesitamos un buen servicio de pediatría“.

A medida que fue avanzando la tarde el pene se le puso morado, pero pensamos que quizá podía ser por la medicación que nos había mandado la pediatra y decidimos esperar al día siguiente a ver si había mejoría. Nos daba mucha penita verlo así. Seguía teniendo algo de fiebre y estaba tristón y apenas se quería mover porque según nos dijeron, es algo bastante doloroso y le dolía con cualquier roce o simplemente al andar.

Visita al hospital

Al día siguiente la cosa no mejoró. Seguía teniendo el pene muy inflamado y morado por lo que decidimos irnos a urgencias pero al hospital, ya que no teníamos servicio de pediatría esa mañana y pensamos, que si le tenían que hacer cualquier cosa, allí en el hospital sería mejor.

Cuando entramos en consulta y le vio el pene, la doctora se asustó un poco por el color. Cuando le tocó, al pobrecito mío le dolía horrores y lo peor vino cuando en una manipulación que le hizo empezó a salir pus. Yo no sabía dónde meterme. El niño lloraba como en la vida había llorado y evidentemente yo con él. Teníamos al peque agarrado entre 3 personas. Qué momentos más horribles, pero era lo que había que hacer. Había que sacar todo ese pus. Cuando la doctora no pudo más, llamó a otra doctora que debía ser más experta en esos temas y terminó de limpiar la zona. En cuanto le pusimos de nuevo el pañal se tranquilizó y ya como si no hubiera pasado nada. Es muy duro este chiquitín, se fue de la consulta diciendo adiós y sonriendo a las doctoras mientras me hacían el informe.

Hubo algo que no me gustó y es que a las 3 doctoras que nos vieron, les extrañó una de las cosas que nos había mandado nuestra pediatra pero bueno, nos dijo que eso no se lo diéramos más, que siguiéramos con la pomada y limpieza con suero y en un par de días nos derivaban a cirugía pediátrica para que valorase cómo estaba y si tenía fimosis o no.

Esa misma tarde notamos un gran cambio. La inflamación le había bajado muchísimo. Ya no le dolía tanto, estaba ya de nuevo alegre y juguetón lo que me dio mucha tranquilidad.

Dos días después fuimos a la cita con Cirugía Pediátrica y nos dijo que ya lo tenía muy bien pero que siguiéramos unos días con limpieza con suero y con la pomada y que en un mes nos vería para valorar el tema de la fimosis. Que durante este mes no hiciéramos ningún tipo de manipulación del prepucio.

¿Manipulación o no?

Sobre este tema de la manipulación y preparación del prepucio para el “tirón” a partir de los 2 años veo que hay controversia. Nuestra pediatra nos dijo cuando nació que en el baño manipulásemos un poquito pero Eloy por lo general no se deja tocar. En el hospital nos dieron a entender que es mejor no hacer nada, y hablando con varias amigas sobre el tema veo lo mismo, que depende del pediatra, te dicen una cosa u otra por lo que nunca sabes cómo acertar.

Una de las definiciones que encontré de Balanitis era que se producía por falta de higiene, por lo que eso a mi como madre, me hizo pensar que lo mismo estaba haciendo algo mal y unido a que no sabes cómo acertar ya que cada pediatra dice una cosa, pues ya no sé hasta que punto se lo hemos podido hacer nosotros o quizá la ha tenido porque es algo común que pasa y no tiene mayor importancia.

Lo importante es que ya lo tiene perfectamente. Ahora en cada cambio de pañal miramos que todo esté normal y ya esperando la consulta con Cirugía en 2 semanas a ver qué nos cuentan.

¿Conocíais la Balanitis? ¿Me contáis vuestro caso?

5 opiniones en “Balanitis en bebé de 21 meses”

  1. Ay madre. Qué impresión. Nuestra primera pediatra era una sustituta que pasaba de todo y ni nos comentó de la manipulación ni para bien ni para mal. La segunda era a la antigua usanza y le pegó un tirón que casi le doy yo a ella con la mano abierta. Pero el niño no se quejó (no más que lo que ya se había quejado en el resto de la revisión-la de los dos meses-) ni sangró y parecía que jamás lo había tenido pegado así que aprovechamos para limpiarle de vez en cuando mientras fue fácil. Ahora toca volver a plantearnos qué hacemos porque no se deja tocar pero con experiencias como la tuya casi prefiero “tocarle un poco la polla” en casa (hablando mal y pronto) que que se la tengan que tocar en urgencias

    1. Si, mejor con cariño que no que le hagan tanto daño. Es horrible pasar por eso. Yo espero que no le vuelva a pasar. Es que al final es un tema desconocido y cada pediatra y cada persona te dice una cosa y ya no se sabe qué es mejor o peor. A ver q nos dicen en cirugía. Ya os contaré.

  2. Vaya susto! A nosotros nos dijeron que nada de manipulación los primeros años. Y así hicimos. Pero es verdad que hay mucha controversia entre pediatras en este y muchos otros temas. Al final te hacen dudar de si haces bien o no. En fin, me alegro que se pusiera bien rapidito, y ya nos contarás cómo os va en la revisión. Un beso

  3. Qué mal lo he pasado leyéndote! A mí siempre me han dicho que manipulación no, sólo le toco para lavarle con jabón, pero no le bajo el pellejillo ni nada. Mi hermano es del 87, se le manipulaba (porque entonces se hacía siempre) y aún así lo tuvieron que operar de fimosis. Yo creo que lo mejor es no forzar y no tocar, y así lo hemos hecho en 28 meses que va a cumplir. Me alegro de que el peque esté mejor, y de que vuelvas a contarnos cosas en el blog, y me gusta tu nuevo look de blog, la cabecer mola mucho! Un abrazo guapa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *