38 grados y un funeral

Así podemos titular al puente del día del padre.

Lo que en un principio iba a ser un finde tranquilo y familiar, con rutitas por el monte, cervecitas por la tarde en la plaza del pueblo y disfrutar del campo y la naturaleza, acabó siendo un finde de fiebre, vómitos y sí, un funeral 🙁

Con motivo del día del Padre, en Madrid era festivo el lunes por lo que era buena excusa para salir unos días. Decidimos casi a última hora salir el viernes por lo que hicimos las maletas rápido y a ponernos en ruta.

Como desde que nació el peque no se ha puesto malo muchas veces y nunca de viaje pues me confié y dije, ¡¡¡pa’qué me voy a llevar el Dalsy y el Apiretal si el peque está bien y sólo son 3 días!!! ERROOOOR!!!!

Continuar leyendo “38 grados y un funeral”