Mi primer tatuaje

Desde siempre he querido hacerme un tatuaje​ aunque entre unas cosas y otras nunca lo he hecho, y eso que siempre tenía claro lo que quería hacerme y dónde, pero al final nunca cuajaba.

He querido desde un pulpo en la pierna (hago submarinismo desde los 16 años), hasta el típico tribal en la zona de la epidural. Suerte que este último nunca me lo hice jeje. Hoy en día no sé si cualquiera de las dos cosas tendría mucho que ver conmigo.

Pero cuando nació mi hijo tuve claro que ya tenía el motivo definitivo para hacérmelo. Me tenía que tatuar el nombre de mi mayor logro en la vida. Lo que más me ha costado pero lo que más quiero en el mundo.

Continuar leyendo “Mi primer tatuaje”