galletas
"Mi" maternidad

Alimentación sana, más fácil de lo que pensamos

Cuando me convertí en madre mi chip en cuanto alimentación cambió. Me empecé a informar sobre cuáles eran los mejores alimentos que podía dar a mi hijo y aunque llevar una alimentación sana no es difícil, si me ha producido algo de “angustia”.

Siempre he sido muy básica en cuanto a los alimentos: legumbres, arroz, pasta, verduras, pescados, pollo, ternera…

Yo soy de buen comer, pero siempre he sido muy básica en cuanto a los alimentos: legumbres, arroz, pasta, verduras, pescados, pollo, ternera… pero de repente empezaron a aparecer nuevos alimentos que en la vida había escuchado: quinoa, centeno integral, harina de avena, trigo sarraceno, semillas de lino, aceite y leche de coco, el tan temido aceite de palma, pasta de dátiles como sustituto del azúcar, panela, sirope de arce, ágave… incluso un día tuve que mirar lo que era el AOVE porque fui a hacer una receta y me di cuenta que no tenía hasta que lo miré y descubrí que era Aceite de Oliva Virgen Extra.

Como os digo, yo no salía del sota, caballo, rey y todo esto me ha terminado por agobiar un poco ya que me encontré con que no sabía dónde encontrar muchos de esos alimentos ya que en los supermercados convencionales no los venden. Ya con el tiempo he ido descubriendo que en herbolarios o sitios a granel puedo encontrar de todo pero como son tiendas a las que no he ido nunca ya he tenido que cambiar mis rutinas de compra.

Obsesión con la alimentación sana

Tengo que reconocer que esto de la alimentación sana me ha llegado a obsesionar un poco. Sí, así soy yo. Cuando quiero algo y no lo consigo me agobia. Poco a poco voy teniendo algunos de esos alimentos en casa y procuro que todo lo que tome el peque sea lo más casero posible y lo más sano también aunque si, también le doy alguna galleta, gusanitos y patatas fritas. Ah, y hasta pan blanco de supermercado.

frutas y verduras
Nunca mi nevera ha estado tan colorida

El paso hacia una alimentación 100% sana es lento y hay muchos hábitos que cambiar pero poco a poco lo conseguiré aunque no siempre podré tener tomate frito casero hecho por mi, ni el pan 100% integral, ni bizcochos 100% sin azúcar.  Pero desde que nació el peque, muchas cosas han cambiado en casa.

Desde que empezamos con la Alimentación Complementaria, siempre hay fruta, cuando antes no la había. El niño siempre merienda 1 ó 2 piezas de fruta. Los flanes y natillas se han cambiado por yogures naturales que le encantan, aunque para ello le tuviera que “engañar” al principio echando fruta en puré para darle un poco de sabor hasta que fui bajando la cantidad y ya se los comía sin nada. Aunque alguna vez le doy de mi colacao, él siempre desayuna leche sola, sin azúcar ni cacao ni cereales en polvo. Ahora en casa siempre hay brócoli, cuando nunca antes había entrado en mi nevera. Nunca antes había probado las galletas de avena y oye, al peque no le entusiasman pero a los padres les encantan.

Poco a poco voy intentando que todos comamos mejor. Nosotros tampoco comemos tantas pizzas o kebaps como antes. Intento hacer todo también más casero para nosotros y oye, si cuando sea mayor elige comer otras cosas será decisión suya pero intentaré que en la medida de lo posible, coma lo más sano y natural posible.

Cuando te das cuenta que lo has conseguido

Mucha de esta culpa la tienen Diana de marujismo.com, Itzel de Cachito a Cachito y Marta, que con su blog con recetas sanas y saludables y cada miércoles con su podcast, hacen que quiera llevar una vida más saludable para todos y la verdad, es que con el tiempo, me he dado cuenta que no es nada complicado. Hace unos días escribí este tweet en el que yo misma me sorprendía:

o este:

Si, en esto como en todo en la vida, si queremos cambiar mejor hacerlo poco a poco y sin agobios, que cuando te quieras dar cuenta, se habrá hecho un hábito y será todo mucho más natural.

También puede gustarte...

18 Comentarios

  1. Si es que de golpe no se puede hacer todo pero poquito a poco se van haciendo cambios que marcan la diferencia. Yo en casa tengo el obstáculo de que a mi señor esposo si la comida no tiene patatas fritas o ketchup parece que no le vale pero bueno, va entrando por el aro jajajajja

    1. admin dice:

      En mi caso es lo contrario, es parejo al que le flipa todo lo verde y soy yo la que no lo hace tanto como a él le gustaría por eso está encantado con mi cambio jajaja. Tú ponle algo verde que aciertas seguro jaja

  2. Yo con la llegada de mis hijos también he hecho un cambio en la alimentación. Y es que soy de las que piensa que hay que predicar con el ejemplo y si quiero que coman frutas y verduras tienen que verme a mi también.
    Pero la verdad es que tampoco me he llegado a obsesionar con el tema y no me gusta cuando a veces hablan de productos prohibidos. Creo que todo puede tener su momento pero es verdad que hay que intentar disminuir las comidas precocinadas y el exceso de azúcares.
    Pero que comer sano en el fondo no tiene mucho secreto y hay recetas de verduras que son super sabrosas.
    Tenemos que dejar de asociar el comer sano a comer aburrido.

  3. Yo debo reconocer que intento preparar mucha verdura, fruta…Y en general que mis hijos coman variado, sano y casero. Me pasa como a ti, y supongo que a la mayoría, que cuando somos madres es el momento en que empezamos a preocuparnos por una buena alimentación. Sin embargo debo reconocer que peco con el tema del azúcar y es que les encanta la repostería casera.

    1. admin dice:

      Es que la repostería casera está muy buena y aunque hay cosas que los dátiles pueden solucionar, con azúcar están más ricas jejejeje

  4. La Loca del Pelo Gris dice:

    Pues yo desde que soy madre cocino menos y como peor. Lo que en mi caso significa comprar ensalada para comer en lugar de llevármela hecha. Eso sí en mi caso se me ha pasado ya la obsesión por alimentos “modernos” léase quinoa y demás y estoy volviendo a las lentejas y judías verdes con jamon de toda la vida. Tengo suerte de que comer bien me sale bastante natural.
    Espero trasmitirlo bien a mí peque.

    1. admin dice:

      Yo igual, estoy tirando más de legumbres “clásicas” y de cosas más tradicionales. Al final, soy muy clásica y prefiero hacer comidas con confianza que no comidas que no sé cómo van a quedar.

  5. Que razón tienes que en la vida es todo poco a poco…Yo tengo un problema con la alimentación de mi hijo en general…. no come nada mezclado y no le gusta experimentar (ni siquiera toca los bocadillos de nocilla)… así que me tengo que olvidar de guisos, pero le hago purés jejjeejej que como tienen una textura uniforme debe pensar que es una sola cosa. Los caldos son caseros, haré unos tres litros a la semana y para que tengan más sustancia le hecho muchas verduras (y luego las paso por la batidora). Tengo miles de recetas y trucos para conseguir que coma de todo (rebozados, picando la carne, castillos de macarrones…)

  6. Los cuentos de mama dice:

    A mí me ha pasado lo mismo, estoy transformando toda la alimentación, la suya y la nuestra. El azúcar poco a poco va desapareciendo de casa.

  7. Adorosermama dice:

    Me encantaría mejorar mi alimentación. La verdad es que soy un caso y yo como fatal. Menos mal que mis peques en eso no han salido a mí… espero tener fuerza de voluntad para hacerlo!

  8. Aquí otra que cambió sus hábitos alimenticios con la llegada de Bamba 1; como bien dicen, paso a paso y poco a poco que tampoco se puede cambiar todo de un día para otro ; enhorabuena por esa decisión.

  9. Me siento identificada. Nos pasaba igual en casa , no saliamos de las 5 cosas básicas y mucha comida rápida. Pero dimos un cambio para mejorar por los peques! Aunque no me dejan hacer tantas cosas caseras como quisiera porque luego no las quieren pero desde luego hemos mejorado mucho nuestra alimentación.

  10. Yo tambien he ido cambiando hacia una alimentacion mas sana, pero con las ninas me cuesta mas que estan mas grandes y ya mal acostumbradas a sabores dulces

  11. Es muy importante cambiar los hábitos, además de buenos para la salud, te hacen sentir muchísimo mejor física y psicológicamente, no sé, a mí hace unos años me pasó, decidí cambiar mis hábitos y me he esnetido genial, eso si, nada obsesivo, como mal en más de una ocasión, pero mis frutas y verduras no faltan en casa, a mi peque siempre le cocino lo más saludable posible, y como tú, de vez en cuando claro que come gusanitos o patatas fritas!

  12. Tu bocadillo de nocilla casera me dio mucha envidia y he tenido que hacerla yo también y está de muerte! Tienes toda la razón alimentarse sano es más fácil de lo que pensamos, pero hay que darle una vuelta 🙂

  13. Estoy totalmente de acuerdo contigo, la alimentación sana no es tan difícil. Lo que tienes que ser consciente de lo que comes y un poco responsable de lo que quieres dar de comer a tus hijos y cómo alimentarles.

  14. Como siempre decimos no se trata de ser 100% nada. Se trata de poquito a poco, vivir mejor y encontrar el punto en el que nos sintamos bien toda la familia. ¡Eres maravillosa Raquel!

  15. Si que es de a pasitos, pero pasitos certeros, de resto la comida chatarra y de paquete nos coge ventaja, y luego como le explicamos a nuestros pequeños que…. si yo ya me deje ganar, y hasta ahora empiezo a cambiar la dieta, eso si, sin obsesionarme. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *