niño jugando en el parque
"Mi" maternidad

Ganas de que mi hijo crezca para…

Es una frase que he escuchado mucho a muchas madres entre las que yo me incluyo. Siempre queremos que sean más mayores de lo que son para poder hacer más cosas con ellos o cosas diferentes de lo que hacemos en las – diferentes edades.

Mis “ganas de que crezca”

Estos son algunos momentos en los que he pensado que ojalá fuese más mayor para poder hacer cosas diferentes:

  • Cuando era lactante, ganas de que creciese para empezar la alimentación complementaría.
  • Cuando llegó la alimentación complementaria, ganas de que creciese para darle más cosas y que pudiera comer ya de todo.
  • Cuando empezamos a ir al parque y no andaba, ganas de que creciese más rápido para que pudiese subir a todos los toboganes y columpios.
  • Cuando sólo gateaba, ganas de que creciese más rápido para que empezase a andar y a correr y poder ir más libres por la calle y que disfrutase de andar junto a nosotros.
  • Cuando empezó a andar, ganas de que creciese para que entendiese que no puede correr por donde quiera, que no puede cruzar la calle por cualquier sitio porque le puede pillar un coche.
  • Cuando tira los juguetes y no hace caso, ganas de que crezca para poder razonar las cosas y que deje de hacerlo.
  • Cuando veo talleres chulos para peques más mayores, ganas de que crezca para poder apuntarle.

Pero un día te paras, le miras y te das cuenta que han pasado 2 años y 4 meses y que ese bebé que hace poco tenías en brazos, ahora es una personita y lo único que deseas es que el mundo se pare y siga siendo bebé.

Moraleja

Disfruta del momento. Esos momentos que deseas que pasen rápido son momentos únicos e irrepetibles y aunque no sean momentos bonitos, momentos felices y sean momentos en los que cogerías la puerta sin mirar atrás, son momentos que nunca volverán.

Aunque cueste verlo en algunos momentos, aunque se haga duro, disfruta de cada minuto.

También puede gustarte...

4 Comentarios

  1. La Loca del Pelo Gris dice:

    Cuando además eres mayor y te das cuenta de que cada año que cumple tu hijo lo cumples tu se te quitan las ganas de que crezca rápido. Todo a su tiempo.

  2. A mi solo me ha pasado siendo muy bebé. Tenía ganas de jugar con ella y la pobre no hacia nada más que mirarme y dormir… jajaja! Luego me relajé, y entendí que este tiempo solo se vive una vez. Ahora disfruto mucho con ella, por que entiende casi todo por no decir todo, lo que le contamos. Es una maravilla a pesar de algunos momentos tensos… pero vamos lo normal. Nunca pensé que podría hacer tantas cosas con un niño de 29 meses es genial.
    Tienes razón hay que exprimir al máximo el presente con los niños.
    Un abrazo.

    1. admin dice:

      Siii, el mío tiene 28 meses y son muy divertidos y si, entienden todo todo, más de lo que creemos jeje. Es una etapa complicada a veces, más por nuestro cansancio y agotamiento que por ellos mismos, pero es súper bonita. Disfruta mucho de tu peque.

  3. Mamá Pingüino dice:

    Qué curioso. Yo nunca he tenido ganas de que creza, es más, siempre he querido que se mantuviese bebé. Aún hoy hecho mucho de menos esa etapa en la que era dependiente mío total y aunque, lógicamente, aún me necesita ya es más libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *